Maison Carne, un restaurante para los amantes de la carne

856
0

Maison Carne, un restaurante para los amantes de la carne - lugares, bar-y-restaurantes

Un chuletón de un kilo acompañado de un bol de ensalada, un cono de patatas fritas y una rodaja de paté de hígado de cerdo es el único, pero exquisito plato que podrás probar en Maison Carne. Este restaurante es el sitio donde definitivamente o lo “tomas o lo dejas”.

El plato con el chuletón cuesta 29 €, sin bebidas. Pero debes ir sabiendo que si quieres la mitad del chuletón o unos 250 gramos solamente, no te lo venderán.

También en la carta te ofrecen vino por centímetros y te cobran según lo que bebas. Por ejemplo te llevan la botella completa de vino de la casa (la mágnum de 1,5 litros) y por cada centímetro que tomas pagas 1 €. Curiosamente el vidrio de la botella de vino lleva grabada una cinta métrica que marca lo que bebes. Si te la tomas entera pagas 24€.

Si amas la carne, Maison Carne es para ti

El restaurante del “todo o nada” es un homenaje a la buena carne a un precio justo y “democrático”. Así se le considera porque las piezas de carne que pasan por el horno Josper se pueden compartir con otra persona, de tal forma que al final si dos comen del mismo plato, la cuenta sale por menos de 15 € por persona. Pero si luego hay más comensales que llegan a comer del mismo plato tendrá que pagar cada uno un extra de 8 €.

En Maison Carne las únicas dos opciones diferentes al chuletón de un kilo que puedes pedir son una hamburguesa de menú infantil y una tabla de quesos franceses. Esta tabla también tiene su propio y original sistema de pago.  Inicialmente la pesan (cuesta 6€ el kilo), luego te comes lo que quieras y la vuelven a pesar después, de esta manera sólo te cobran lo que hayas consumido. Te ofrecen de postre pastel de queso y crema catalana.

El diseño y decoración de Maison Carne

El lugar tiene aspecto de carnicería ya que cuenta con un escaparate con piezas colgando, así como con mesas de mármol blanco con cuchillos insertados en ellas y en las paredes cuenta con cerámica blanca.

Por ello también muchos clientes no comen directamente allí sino que prefieren comprar la carne y llevarla a casa. En este caso el kilo cuesta 20€. Esta deliciosa carne y los chuletones provienen de vacas de la raza frisona de teta negra. Estos ejemplares tienen la particularidad de que su leche no alcanza la calidad suficiente para la fabricación de queso parmesano.

En Maison las vaquitas permanecen allí por un año para cuidarlas. Luego las sacrifican para preparar esos jugosos chuletones que agradan el paladar de cualquier comensal.

El restaurante es la combinación perfecta entre las delicias gastronómicas y el atractivo visual.

Dirección: Carrer de Mallorca, 206, 08036 Barcelona

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here