Escápate a estas masías a comer calçots

90
0

Escápate a estas masías a comer calçots - novedades, lugares, bar-y-restaurantes

Si de probar delicias se trata, qué mejor plan que escaparte a estas masías a comer calçots, los mejores de Barcelona. Sólo en la provincia de Barcelona se tienen contadas unas 500 casas de turismo rural que se agrupan en masías y masoverías.

Están ubicadas en las zonas periféricas rurales o en pequeñas poblaciones de menos de mil habitantes y adaptadas al entorno natural. Casas de campo donde la tierra y sus frutos son el centro de su actividad, cadenas de olivos y cepas alineadas adornan el paisaje de muchas de ellas.

Comer calçots es una deliciosa y jugosa experiencia, cuando saboreas una cebolla blanca asada al fuego de leña, no bulbosa sino alargada, aderezada con la típica salsa Romesco. Es uno de los platos más típicos para propios y visitantes.

Los mejores calçots  se comen en estas masías ubicadas a menos de una hora y media de distancia desde la ciudad si vas en coche.

Visita a estas masías a comer calçots

Can Cortès

Ubicada entre Barcelona y Sant Cugat del Vallés, Can Cortés es una de las masías más visitadas no sólo por la delicia de sus platos, sino porque también ofrece un excelente espacio de ocio y diversión para los pequeños. Cuenta con menú infantil y un grupo de animadores para los niños. Avenida de Can Cortés, 36. Sant Cugat del Vallès.

Masía del Pla

Una de las masías a comer calçots. En esta masía se sirven platos abundantes y de mucha calidad. Podrás encontrar menús para todos los gustos y bolsillos. Uno de los platos es vegetariano. Como es suficiente comida, lo mejor es que vayas con hambre suficiente para que saborees hasta el último bocado. Carretera de Valls, Km 19. El Pla de Santa Maria.

Nou Can Martí

Justo en el parque de Collserola, a las afueras de Barcelona, está Nou Can Martí. Te ofrece calidad y economía al mismo tiempo ya que puedes disfrutar su menú desde 23€. Otra ventaja es que si no puedes ir en coche particular, puedes ir en transporte público. Desde el Nou podrás disfrutar de incomparables vistas. Guíate por Google Maps.

Can Borrell: masías a comer calçots

En Can Borrell podrás comer una exquisita calçotada en una auténtica masía. Es tan auténtica esta casa que te hace sentir muy lejos de la ciudad en un ambiente muy rural, pero que realmente está a sólo 20 minutos de casa. Podrás encontrar más de 15 menús para disfrutar con tu familia. Lo mejor es buscar por Google Maps para encontrar la ruta para llegar.

Masía Can Vilallonga

Esta masía te hace respirar aires del Siglo XIV. Can Vilallonga data de la Edad Media y formaba parte de las tierras del monasterio de Sant Cugat. Carrer Oceà Atlàntic, 80. Sant Cugat del Vallès.

Escápate a estas masías a comer calçots.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here