Comer sano en Barcelona

947
0

Comer sano en Barcelona - bar-y-restaurantes

Una alimentación rica, variada, completa y equilibrada es fundamental para la salud, ya que permite que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen con normalidad, y por otro lado, previene y reduce el riesgo de padecer enfermedades o alteraciones en la salud tanto a corto como a largo plazo.

En los tiempos que corren, son muchas las enfermedades las que se atribuyen a una alimentación desequilibrada: diabetes, algunas enfermedades cardiovasculares, hipertensión, obesidad, inluso algunos tipos de cáncer se asocian a esta causa.

Las líneas actuales de investigación en este campo ya no sólo centran su atención y esfuerzos en el consumo de energía y nutrientes (vitaminas, hidratos de carbono, agua, minerales, grasas y proteínas), sino también en otros componentes no nutritivos que se ha demostrado que poseen los alimentos y que actúan como protectores frente a muchas enfermedades (se trata concretamente de los antioxidantes naturales y de la fibra, muy presentes en los vegetales).

El modelo más representativo, reconocido por especialistas en nuestrición y salud, de la dieta sana que describimos es la dieta mediterránea.

SOBRE LA DIETA MEDITERRÁNEA

Tanto especialistas médicos y de la salud como los que trabajan de manera específica el campo de la nutrición han llegado a la conclusión de que la dieta mediterránea es, sin ninguna duda, una de las dietas más ricas, sanas y equilibradas que podemos encontrar. Y es que sus bondades son muchas; su consumo ayuda a disminuir el riesgo de padecer enfermedades patológicas crónicas, como el cáncer, la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares…).

Características de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea se caracteriza esencialmente por una abundante utilización de cereales y sus derivados en la dieta (pasta, arroz, pan…), frutas y frutos secos, legumbres y cerraduras y hortalizas.
También están presentes en la dieta mediterránea los pescados, carne de aves, huevos y sus derivados lácteos, pero en menores cantidades. Y en cuanto a la carne y los productos cárnicos, también los encontramos pero en porciones y cantidades aún más reducidas.

Los alimentos principales anteriores se suelen condimentar, en la dieta mediterránea, con aceite de oliva (aumenta el llamado buen colesterol (HDL-c) y evita la oxidación del llamado mal colesterol (LDL-c-); y semillas (se trata de una grasa muy similar a la del pescado azul, que reduce el colesterol total, los triglicéridos y la viscosidad de la sangre). También, si es costumbre o la persona lo desea, se suele acompañar la comida con un consumo moderado de vino tinto.

 

COMER SANO Y CON CARTA MEDITERRÁNEA EN BARCELONA 

Comer sano en Barcelona - bar-y-restaurantes

Si buscáis un lugar en el que poder encontrar una buena y variada carta mediterránea en Barcelona, una alternativa excelente es el Grup Xàtiva, un grupo de restauración experto y especializado en cocina mediterránea que dispone de varios restaurantes en la ciudad: Xàtiva L´arroseria (Torrent d’en Vidalet, 26), La Tertúlia (calle Morales, 15) y Comunitat 33 Club Gastronómico Social (Bordeus 33). Incluso, si estás pensando en organizar algún evento o reunión, este grupo de restauración ofrece un completo servicio de catering basado en una cocina mediterránea, creativa y de gran calidad con influencias internacionales y una cuidadísima puesta en escena.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here