Barcelona cede edificios para alquiler social: un paso hacia la vivienda asequible

Barcelona cede edificios para alquiler social: un paso hacia la vivienda asequible

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado un paso significativo en su compromiso por proporcionar viviendas asequibles a sus ciudadanos. A través del Instituto Municipal de la Vivienda y Rehabilitación de Barcelona (IMHAB), se han cedido tres edificios a fundaciones con el fin de destinarlos al alquiler social.

Esta iniciativa, que involucra a los barrios de la Barceloneta y Horta, busca abordar las necesidades de vivienda de aquellos en situación de vulnerabilidad y promover la inclusión social.

El proyecto ‘Llar Barceloneta’ busca lograr la rehabilitación de un edificio ubicado en el paseo de Joan de Borbó. Esto con el fin de crear un total de 18 viviendas. De estas, el 25% se destinarán a personas del barrio atendidas por entidades sociales, mientras que el 75% restante estará disponible para solicitantes de vivienda de protección oficial.

En el barrio de Horta, dos edificios se someterán a obras de rehabilitación, mientras que uno será demolido para dar paso a una nueva construcción que albergará 12 alojamientos. Estas acciones representan una inversión significativa en la mejora de la calidad de vida de los residentes y la revitalización de las comunidades locales.

Colaboración público-privada para favorecer el alquiler social

El Ayuntamiento de Barcelona ha establecido una colaboración efectiva con fundaciones y entidades sociales para hacer realidad este proyecto.

Con el apoyo financiero de los Fondos Next Generation Rehabilitación, del propio Ayuntamiento y del Instituto Catalán de Energía (ICAEN), así como el respaldo de diversas empresas, se garantiza la viabilidad económica de estas obras.

Esta asociación demuestra el compromiso tanto del sector público como del privado en abordar los desafíos sociales más apremiantes.

La cesión de estos edificios forma parte de una estrategia más amplia del Ayuntamiento de Barcelona para promover la vivienda social. En 2021, se firmó un convenio con el sector de las fundaciones y cooperativas dedicadas a este fin, con el objetivo de delegar la construcción o rehabilitación de nuevas viviendas sociales.

Bajo este convenio, el Ayuntamiento mantiene la titularidad del suelo, asegurando así su compromiso a largo plazo con el bienestar de sus ciudadanos.

Un compromiso firme con la vivienda asequible

La cesión de estos edificios para alquiler social representa un paso significativo en la dirección correcta para abordar la crisis de vivienda asequible en Barcelona.

A través de la colaboración entre el sector público y privado, se están implementando soluciones innovadoras que tienen un impacto real en la vida de las personas.

Es crucial destacar que aunque los edificios sean cedidos a las fundaciones, el Ayuntamiento de Barcelona mantiene la titularidad del suelo en todo momento. Esto garantiza que la ciudad conserve el control sobre el uso de la tierra y pueda seguir impulsando iniciativas de vivienda social en el futuro.

El compromiso municipal busca abordar la crisis de vivienda en la ciudad.

 

 

Salir Por Barcelona | Ocio en Barcelona

Ideas de Ocio en Barcelona