¿Habrá impuesto de las colillas a partir de 2024?

El nuevo objetivo de la Generalitat de Catalunya para crear nuevos impuestos ambientales, según el borrador de la ley de residuos que esta preparando el Ejecutivo Catalán, son las colillas de los cigarrillos.

disposable vape shop Barcelona¿Una nueva ley a partir de 2024?

La información dada por el Economista dice que la aplicación de esta ley no será una realidad hasta mediados del 2024. Hasta entonces, una de las medidas que el consumidor de tabaco podría adoptar para reducir lo que contamina fumando es, por ejemplo, los vapes y cigarrillos electrónicos.
Están surgiendo muchas vape shops en Barcelona y los vapes, en particular los descartables, están cada vez más de moda.
Volviendo al impuesto de colillas, la idea que se someterá a información pública estiamadamente en principios de julio, pasa por hacer pagar al fumador un depósito de veinte céntimos por cigarrillo, cuatro euros por paquete, reembolsados por La Generalitat cuando se devuelvan las colillas.
Esto se hará en los estancos y puntos de reciclaje, que tienen que estar equipados para conseguir prestar este servicio nuevo, por lo menos, pasado un año de la entrada en vigor de la ley.
La duda operativa y legal que existe es si los estancos podrán hacerse cargo de esta actividad una vez la ley tuviese que entrar en vigor.

Evitar que las colillas acaben tiradas en el suelo o vertidas al mar

En una entrevista para “El Periódico”, el director de l’Agència de Residus de Catalunya, Isaac Peraire, dijo qué “el objetivo es evitar que, como ha ocurrido hasta ahora, el setenta por ciento de las colillas generadas en Catalunya acaben tiradas en el suelo o vertidas al mar”.
Hagamos cuentas: un fumador “estándar” que devuelva el noventa por ciento (más o menos) de las colillas que ha fumado en un año, a 20 céntimos por colilla, recuperaría alrededor de 927 euros cada año.
La Conselleria de acción climática, alimentación y agenda rural, con Teresa Jordà, como directora, recibiría 154,44 millones, que, según ellos, serían destinados, a trabajos de limpieza y concienciación.

A pesar de esto, no hay claridad si la nueva ley de residuos en la que se encuentra integrada la medida contra las colillas pase ni siquiera el cedazo de los tribunales en lo que toca a su validez competencial.

¿Una norma entra en colisión con la regulación estatal?

Fuentes del Economista creen que la norma entra en colisión con la regulación estatal prevista por el Gobierno. La norma también obligará a los fabricantes de tabaco que se hagan cargo de los residuos. La Mesa del Tabaco, institución que agrupa esta industria, advierte que este tipo de medidas aliadas a la responsabilidad son competencias del estado y aún añade: “así se refleja en la recién aprobada Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular…”

Hay otro factor que puede que haga que no se apruebe la norma.

La ley no permite que se almacenen productos que desprendan olor y puedan interferir con la conservación del tabaco, o la salud de las personas que lo almacenen. Así que el Gremi d’Estanquers de Catalunya también alega dificultades para almacenar las colillas.
Como consecuencia, también se puede estimar que el impuesto sobre las colillas aumente el contrabando de tabaco y se pronostica que provoque que el residuo llegue a ser mas valioso que el proprio contenido original de cada paquete de tabaco.
Así que lo mejor, para reducir la basura generada de los cigarrillos e del tabaco en general, será pasar al tabaco electrónico.

Vapes una forma más tecnológica y ecológica de “consumir tabaco”

Son cada vez más las formas de consumir tabaco de manera “más tecnológica”. Los cigarrillos electrónicos, los vapes o los “disposable vapes” (vapes descartables) son soluciones mas ecológicas e técnicamente no tan prejudiciales a la salud.
Los vapes desde hace años se han recortado un espacio importante en el mercado y representan a todos los efectos un ‘alternativa real al consumo del tabaco aunque los cigarrillos electrónicos no contienen tabaco, muchos de ellos contienen nicotina, la cual se origina del tabaco
Dicho esto, aunque no se apruebe el impuesto sobre las colillas, lo mejor es que tengas cuidado a donde tiras la colilla y se te apetece probar, cómprate un vape porque los beneficios respecto al tabaco tradicional son muchos, por ejemplo  no volverás a oler a tabaco y además el humo del vape desaparece muy pronto y mientras no inhalemos, el vapor no produce humo mientras no se utilice.