Barcelona es un epicentro urbano hiperdenso en Europa

 

En el corazón del área metropolitana de Barcelona, se encuentra una realidad demográfica única en Europa: un epicentro urbano altamente concentrado que desafía los límites convencionales de densidad de población.

barcelona masificadaCon nueve de los diez kilómetros cuadrados más poblados de Europa, la región de Barcelona se consolida como el epicentro urbano más hiperdenso del continente.

Específicamente se refiere a La Florida en l’Hospitalet, que es el barrio más densamente poblado de Europa, con más de 56,000 residentes en un área de tan solo un kilómetro cuadrado.

Este título, aunque no sorprendente, resalta una realidad cada vez más apremiante: la concentración demográfica en ciertos puntos del área metropolitana de Barcelona está en constante aumento.

En La Florida, casi 10,000 personas más han encontrado hogar desde el inicio de la serie de Eurostat en 2011, señalando una tendencia al alza en la densidad poblacional.

Crecimiento continuo del epicentro urbano: de l’Hospitalet a Badalona

El fenómeno de hiperdensidad no se limita a La Florida; abarca el continuo urbano que se extiende desde l’Hospitalet hasta Badalona. Esta franja geográfica es el epicentro donde se concentran las áreas urbanas con mayor número de residentes.

La región de Barcelona no solo domina esta lista, sino que está superando a ciudades como París y Madrid, que han perdido presencia en ella. Mientras otras áreas metropolitanas europeas experimentan un estancamiento poblacional, Barcelona sigue atrayendo nuevos residentes y su crecimiento no frena.

Inmigración e hiperdensidad

Joaquín Recaño, doctor en Geografía e investigador del Centre d’Estudis Demogràfics, destaca que la entrada masiva de inmigrantes en Barcelona es un factor clave para explicar este fenómeno.

Mientras que en otras regiones de Europa el crecimiento vegetativo natural es negativo, Barcelona se beneficia de la llegada constante de nuevos residentes que compensan este desequilibrio demográfico.

La ciudad se convierte así en un ejemplo único de dinamismo demográfico en un continente que, en general, enfrenta el desafío del envejecimiento de la población.

El problema de la hiperdensidad en Barcelona no es nuevo y tiene raíces profundas en el urbanismo de la ciudad. La falta de espacios verdes y el desarrollo urbano sin restricciones durante la oleada migratoria del siglo pasado contribuyeron a la creación de áreas como La Florida y Llefià y La Salut en Badalona, las dos zonas más densamente pobladas del área metropolitana.

La necesidad de vivienda para migrantes que llegaban a la ciudad condujo a la construcción de bloques que, con el tiempo, cambiaron de propietarios y se convirtieron en residencias para una población diversa.

Desafíos y perspectivas futuras

El problema de la hiperdensidad plantea desafíos significativos para Barcelona, desde la necesidad de más alquiler social hasta la gestión eficiente de los recursos urbanos. Sin embargo, también destaca la capacidad de la ciudad para evolucionar y adaptarse a las cambiantes dinámicas demográficas.

 

Salir Por Barcelona | Ocio en Barcelona

Ideas de Ocio en Barcelona