23 de abril Barcelona celebra Sant Jordi

Si estas pensando irte a Londres o estás buscando vuelos a París deja a un lado estas ideas y quédate en la Ciudad condal para disfrutar de uno de los días más entrañables del año en Barcelona: se celebra el día de Sant Jordi.

23 de abril dia de sant jordi Este día es una mezcla única de cultura y romanticismo, donde el intercambio de libros y rosas ocupa un lugar central. Como patrón de Cataluña y Aragón en España, Sant Jordi se conmemora con diversos actos y festividades en todo el país, pero ninguno tan vibrante como los de Barcelona.

El mundo de la literatura presente en el Sant Jordi 2024

Origen y significado de Sant Jordi

Las leyendas cuentan que San Jorge, soldado romano, se convirtió en mártir cristiano en el siglo IV tras salvar a una princesa de un dragón. Se le considera patrón de varios lugares, entre ellos Cataluña y Aragón en España. Su historia simboliza la victoria del bien sobre el mal y se ha transmitido de generación en generación, convirtiéndose en una parte importante de la cultura catalana. Para conmemorar, se creó la fiesta de Sant Jordi el 23 de abril, también conocida como el Día del Libro y la Rosa.

La tradición de intercambiar libros y rosas en este día comenzó en la década de 1920, cuando la Asociación de Libreros de Cataluña promovió la festividad para honrar las muertes de William Shakespeare y Miguel de Cervantes. Se dice que la tradición de regalar rosas se originó en el siglo XV, cuando el rey Alfonso V de Aragón pidió a los hombres que regalan rosas a las mujeres como muestra de afecto y amistad. Hoy en día, los puestos de libros y rosas se extienden por toda Cataluña, y el intercambio de estos dos artículos es una parte importante de la Diada de Sant Jordi.

Celebraciones en Barcelona

El 23 de abril, la ciudad de Barcelona cobra vida para celebrar las vibrantes fiestas de Sant Jordi. Coloridos despliegues de libros y rosas, actuaciones callejeras y música en directo crean un ambiente festivo que atrae a las calles tanto a barceloneses como a visitantes. Un día perfecto para celebrar la cultura y el romanticismo, el día está marcado por puestos que ofrecen una gran variedad de libros y rosas.

El punto culminante de las celebraciones es la Feria del Libro de Barcelona, un acontecimiento internacional que atrae a amantes de los libros de todo el mundo. Aquí, los visitantes pueden echar un vistazo a la selección de obras, desde literatura clásica a bestsellers contemporáneos, y reunirse con autores para lecturas, firmas y mucho más.

El Barrio Gótico de Barcelona también acoge el Día de Sant Jordi, una jornada de música en directo, artistas callejeros y bailes tradicionales catalanes. Los visitantes pueden degustar la deliciosa cocina local y participar en una serie de actividades culturales, que proporcionan una visión auténtica de la cultura única de la ciudad.

Con su combinación de puestos de libros y rosas, eventos literarios y actividades culturales, las celebraciones de Sant Jordi son una tradición muy querida en Barcelona. Ya sea hojeando libros, regalando rosas a tus seres queridos o participando en los festejos, el día ofrece algo para todos.

Libros y Rosas

El intercambio de libros y rosas es una tradición única que tiene lugar en un día especial en Barcelona. Ese día, las calles de la ciudad se llenan de puestos que ofrecen una gran variedad de libros y rosas tanto a los barceloneses como a los visitantes. Esta costumbre tiene su origen en la leyenda de Sant Jordi, donde un caballero venció a un dragón y de la sangre de la bestia creció una rosa roja. Como resultado, la rosa se convirtió en un símbolo de amor, y nació la tradición de intercambiar rosas en este día.

Cada año, el Passeig de Gràcia se transforma en una celebración animada y festiva, con puestos de libros, vendedores de rosas y artistas callejeros. Personas de todas las edades hojean los libros y admiran las impresionantes rosas, lo que lo convierte en una visita obligada para cualquiera que visite Barcelona. Este intercambio de libros y rosas se ha convertido en una de las costumbres más queridas de Cataluña.

así que…

¡Deja a un lado la idea de marcharte y quédate en la Ciudad Condal a disfrutar de este gran día!