Una exhibición en el CosmoCaixa de Barcelona investiga la conexión entre música y matemáticas

Una exhibición en el CosmoCaixa de Barcelona investiga la conexión entre música y matemáticas En una exhibición en el CosmoCaixa investiga la conexión entre música y matemáticas. Se trata del Museu de la Ciència de Barcelona que recibe desde este miércoles 10 de julio, MateMiFaSol´ Es un viatge sonor del caos al cosmos´, es la exposición acerca del vínculo indeleble entre música y matemáticas. En esta exposición encontrarás 15 instalaciones audiovisuales y 30 módulos interactivos.

Interacción del público

Valentí Farràs ha señalado en rueda de prensa que complementa la experiencia del CosmoCaixa debido a abarca la historia investigada acerca de lo que es el sonido. Además de cómo se propaga y la participación humana para transformarlo en música. Se centra en la interacción del público, en dar a conocer un aprendizaje y que se logre entender de forma fácil por los visitantes. También de mostrar al público piezas emblemáticas acerca del estudio del sonido.

Conexión entre música y matemáticas: La música involucra al público a través de las emociones

Por otra parte, la asesora de la exposición y catedrática, Magda Polo, destaca que es posible comprobar cómo la música es capaz de involucrar al público a través de las emociones, según señala lo siguiente: “porque tiene una esencia fundamentalmente matemática”. Además de señalar cómo las matemáticas permiten comprender los recursos que se utilizan en la música.

Cada nota posee un color por su vibración

Para esta exhibición se tiene previsto aproximadamente 300.000 visitantes durante seis meses, esto equivale a unos 2.000 diarios. Posteriormente, se trasladará a Sevilla, Madrid, Valencia y Zaragoza, hasta 2026. Es una exposición que se articula en una escala de 7 conceptos la cual está inspirada en las 7 notas del pentagrama. Asimismo, que cada una corresponde un color. Esto va en línea con las ideas de Aleksandr Skriabin que muestra en su sinfonía ´Prometeo´(1910), que planteaban que cada nota posee un color por su vibración.

Cabe destacar, que el inicio de la muestra, ´0. Es decir, cuando inició fue silencio, lo que simula el sonido previo al Big Bang. Y el inicio del funcionamiento del cosmos acerca de cómo comenzó a funcionar como maquinaria sonora. En la siguiente sala, ´0,00002. Y mucho menos, hace referencia a que 0,00002 pascales corresponde al volumen mínimo de sonido que las personas son capaces de oír, como si fuera un grano de arena cayendo en un plato.

El espacio ‘1

En este espacio se mide la emoción y la belleza, donde explora cómo Pitágoras demostró las subdivisiones de las 7 notas, además que se puede ver una réplica del monocordio de Marin Mersenne del siglo XVII. En la sala ‘440, ver el sonido y sentir el número comprende las representaciones del sonido a hacer referencia a la frecuencia de 440 hercios, esto es el estándar para perfeccionar los instrumentos de la cuerda.

Conexión entre música y matemáticas: La sala ‘1607

Aquí entra el tema de música, donde su nombre se debe al año 1607, cuando se estrenó ´La fabula de Orfeo ‘ que se consideró como la primera ópera; y el espacio ´100.000. Esto hace referencia a los 100.000 latidos del corazón humano, además analiza cómo el cuerpo, lo que “funciona como una polifonía.

Estudio de Johannes Kepler

En la última sala, el divulgador musical Carlos Calderón explica que la última sala es ‘Infinito, la música de las esferas involucra el estudio de Johannes Kepler acerca del sonido de los planetas, debido a que pensaba que hay algo musical en el cosmos y que la música es capaz de analizar el universo.

Actividades complementarias: Conexión entre música y matemáticas

También se han organizado actividades complementarias de tal manera que los niños reconozcan qué es una onda sonora. Son actividades complementarias de tal, actividades familiares de divulgación talleres y científico. Además, hay destacar que la matemática Laura Farrén ofrecerá este miércoles en el concierto inaugural, que va ‘Del caos al cosmos’.

Por otra parte, el profesor de la Universidad de Oxford (Reino Unido) llevará una conferencia acerca de la geometría en la música. Y el investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) Terence John Mahoney y el cineasta Juanma Betancourt llevarán la música de las estrellas, con el documental ‘La partitura del cosmos’.

En conclusión, la exposición en el CosmoCaixa de Barcelona ofrece una fascinante exploración del vínculo entre música y matemáticas. Revelando cómo estos dos campos aparentemente distintos están intrínsecamente relacionados. A través de diversas actividades interactivas y exhibiciones, los visitantes pueden apreciar la matemática subyacente en la música y cómo las proporciones, los patrones y las estructuras matemáticas son fundamentales para la creación musical.