La transformación de la Masía Can Miralletes en un espacio infantil y ambiental

En el corazón del barrio de Camp de l’Arpa, Barcelona ha presenciado la reinvención de una de sus joyas históricas. La masía de Can Miralletes, una estructura que ha resistido el paso del tiempo desde el siglo XVIII, ha renacido de su década en desuso para transformarse en un espacio dedicado a la infancia y la educación ambiental.

Este edificio, que ha visto pasar distintos usos a lo largo de los años, desde un restaurante de cocina catalana hasta un periodo de inactividad, ha sido restaurado y adaptado para dar cabida a una nueva vida enfocada en la infancia, las familias, las escuelas y entidades interesadas en el disfrute del entretenimiento educativo.

La reforma no solo ha dotado a la masía de un aire renovado, sino que también ha integrado la esencia original del edificio, preservando su aspecto histórico mientras adapta sus interiores para proporcionar un ambiente seguro y funcional para las actividades lúdicas y educativas. 

La transformación de la Masía Can Miralletes 

Esta transformación no solo se centra en el interior del edificio, sino también en los jardines circundantes que aún están en proceso de rehabilitación. El proyecto incluye la renovación del mobiliario, la red de riego y la zona de juegos infantiles, entre otras mejoras.

El enfoque primordial de este nuevo espacio es ofrecer una gama diversa de actividades y talleres relacionados con la naturaleza, el clima y la sostenibilidad. La intención es que los niños y niñas, junto con sus familias, disfruten de un entorno enriquecedor que les permita aprender y divertirse al mismo tiempo.

Can Miralletes, en su nueva encarnación, se alinea con la estrategia de la ciudad para proteger y regenerar su patrimonio. Este esfuerzo no solo se limita a la infraestructura física, sino que también abarca la intención de crear un espacio social, participativo y educativo para la comunidad, priorizando el bienestar de los más jóvenes y sus familias.

Horarios de apertura

El horario de apertura varía según la estación del año, ofreciendo oportunidades para disfrutar del espacio tanto en invierno como en verano. Durante la temporada invernal, el horario es de martes a viernes, de 10 a 13 horas y de 16.30 a 19 horas, los sábados de 10 a 13 horas. 

En verano, mantiene su horario matutino y amplía sus puertas por las tardes, abriendo de 17 a 20 horas, a excepción del mes de agosto, en el que permanece cerrado.

La transformación reafirma la importancia de preservar el legado histórico de la ciudad al tiempo que se adapta a las necesidades y deseos de las generaciones presentes y futuras. La masía, que ha sido testigo de épocas pasadas, ahora se convierte en un espacio pionero para el aprendizaje, la diversión y la conexión con la naturaleza y la sostenibilidad en la vibrante ciudad de Barcelona.

Salir Por Barcelona | Ocio en Barcelona

Ideas de Ocio en Barcelona